Servicio de Doula

Cuando la mamá ya está próxima a dar a luz puede tener el deseo de ser acompañada en su parto, no solo por el futuro papá u otro familiar, sino también porque es una persona que le brinda seguridad por su idoneidad y trayectoria.

Desde el año 2006, Martha Sucunza directora del Taller Sentir Maternal ha acompañado más de 80 nacimientos, a madres y padres con el fin de ser una guía y respaldo en ese momento.

Por esto el perfil de una Doula se ajusta a esta necesidad, ya que está preparada para acompañar a la pareja en esta instancia. Su cometido es brindarles apoyo tanto a nivel físico como emocional durante el trabajo del parto, el parto en sí y el nacimiento del bebé.

Ayuda en lo que refiere a la respiración, relajación y confort para procurar el mayor bienestar.

  • Previo al parto:
  • En encuentros previos la Doula conoce a la familia para interiorizarse de aspectos relevantes como: cuales son sus prioridades, expectativas y preocupaciones y se aclara el rol de la Doula. Esto disminuye la ansiedad, aleja los miedos y tensiones que genera la proximidad del nacimiento.
  • Trabajo de parto y nacimiento:
  • Durante el trabajo de parto y el parto, la Doula alienta, trasmite seguridad y tranquilidad siempre apuntalando a la mamá, para que no decaiga en su esfuerzo por mantener el control. Apoya y alienta al papá o al familiar que esté acompañando a que tome iniciativa y participe. Muchas veces por la gran emoción se paralizan y no pueden disfrutar de este hermoso momento, la presencia de la Doula puede facilitar esa vivencia. En cuanto al beneficio físico, la Doula ayuda con masajes y técnicas de relajación logrando aliviar y manejar el dolor.
  • Luego del nacimiento la Doula guía en los primeros contactos de la mamá con su bebé favoreciendo el apego con su hijo tanto como el vínculo papá-bebé.
  • Se busca que el parto se produzca de la manera más natural posible y por eso es importante resaltar que el trabajo de la Doula, en general, incide en el bajo porcentaje en el uso de analgesia e intervenciones como episiotomía y cesárea. Para lograr dichos propósitos la Doula cumple una función informativa. Explica a los padres cómo se puede desarrollar el parto, en donde puede incluirse aspectos médicos, sin ocupar el lugar de este profesional, sino que complementando la información. Por el vínculo que muchas veces los padres establecen con la Doula, el repetir datos ya aportados por el médico o ampliando los mismos, se logra disminuir la ansiedad y el miedo. Además, la Doula facilita la comunicación entre los padres y el personal médico para lograr los objetivos planteados, con flexibilidad y armonía.
  • Doula de Respaldo:
  • En cuanto a las responsabilidades es fundamental trabajar con una colega que sea “doula de respaldo”, quien conozca a los padres y pueda estar disponible para asistir al nacimiento si la Doula titular no puede por un motivo de fuerza mayor.

El propósito de la Doula es que la mamá y el papá recuerden el parto como una experiencia gratificante y lo vivan con alegría y placer.

Me interesa

Novedades